4 ERRORES COMUNES QUE AFECTAN LA IMAGEN DE TU MARCA

En muchas ocasiones las marcas llegan a un punto de estabilidad donde han logrado construir una buena reputación, pero no quieren quedarse estancadas por lo que buscan nuevos caminos que explorar para ampliar su presencia. Es en este proceso que hasta los mejores pueden cometer faltas realmente graves que sacudan su futuro. Por ello en […]

En muchas ocasiones las marcas llegan a un punto de estabilidad donde han logrado construir una buena reputación, pero no quieren quedarse estancadas por lo que buscan nuevos caminos que explorar para ampliar su presencia. Es en este proceso que hasta los mejores pueden cometer faltas realmente graves que sacudan su futuro. Por ello en este #BlogQuantum te presentamos 4 errores comunes que afectan la imagen de tu marca:

 

  1. Falta de consistencia

 

Ser constante es una de las cualidades más importantes en una marca. Cuando presentamos un discurso a nuestro público que sigue cierta línea de comunicación es más fácil ganar la confianza y la lealtad de nuestros clientes. No sólo basta con colocar tu logo en todos los materiales que divulgues, para cumplir con este punto va a ser necesario que desarrolles una guía de estilo con normas que delimiten lo que se puede y no se puede hacer. Llevará tiempo, pero te prometemos que valdrá la pena.

 

  1. Depender de las nuevas tendencias

 

Uno de los mayores miedos para cualquiera director de marca es oxidarse, es decir, permanecer con una línea de diseño anticuada por mucho tiempo. Ahora, si bien es importante actualizarse constantemente para reflejar una imagen fresca, hay que saber detectar cuando es necesario. Analiza bien tu situación y si decides realizar el cambio trata de que tu identidad no se pierda en el transcurso.

 

  1. Asociarte con marcas incorrectas

 

Hoy en día es muy trendy ver que dos grandes marcas hagan un producto en colaboración para sumar fanáticos y atraer muchas más compras de las habituales. Sin embargo, si eres una marca eco friendly  probablemente no quieras relacionarte con una compañía de moda que vende abrigos de fibras animales. A veces el deseo por elevar tu presencia puede apartarte de tomar una buena decisión, así que siempre ten en mente que tu marca es como una persona que también puede ser juzgada en el ámbito ético.

 

  1. Ignorar el impacto global

 

Muchas veces pensamos que hay que ser una empresa realmente conocida para preocuparnos por cómo se tomará la publicidad de nuestros productos/servicios en China, Canadá, Roma, etcétera. Tal vez unas décadas atrás este argumento habría sido válido, no obstante ahora con la era digital es muy fácil tener exposición en todo el mundo, lo que puede representar un arma de doble filo. No quieres que tu contenido se haga viral por las razones equivocadas, así que será mejor abrir tu mente a un panorama global en tu siguiente proyecto.

 

Otra forma de construir una buena reputación como marca es ofreciendo un valor agregado.  En Quantum te ayudamos a lograrlo premiando la lealtad de tus clientes con recompensas exclusivas en cine, viajes, comida y mucho más. Conoce los detalles visitando nuestra pestaña Lealtad o siguiéndonos en todas nuestras redes sociales:

 

Facebook: https://goo.gl/7KHJSW

Instagram: https://goo.gl/Ft7Fa8

LinkedIn: https://goo.gl/FVJAEK